.

Así serán las apps del futuro

Así serán las apps del futuro

pokemon-1548194_1920

No todas las aplicaciones fueron creadas iguales. Los sensores conectados a internet, la apertura de datos y las ideas desarrollables serán las tendencias que reinarán en el universo de las apps.

Si el sitio web de tu empresa no es compatible con teléfonos móviles, Google la quita de su algoritmo de búsqueda. Así de importante es el ecosistema de smartphones para los gigantes tecnológicos, y el futuro de estos dispositivos (y de tu empresa) depende de sus aplicaciones.

¿Qué tendencias dominarán el futuro de las apps? Los sensores conectados a internet, la simplificación y traducción de datos, las nuevas APIs (una API es un paquete de información que permite a terceros desarrollar código para lograr la interacción entre aplicaciones, como compartir una foto de Instagram en Twitter, por ejemplo) con datos abiertos y las nuevas interfaces serán los ejes del mañana, según Nicolás Jodál, CEO de GeneXus, una empresa uruguaya que desarrolla software para ayudar a las empresas a crear sus apps de forma fácil y sencilla.

Esta industria va en ascenso. En 2014, los ingresos mundiales del mercado de apps alcanzaron 39,900 millones de dólares (mdd). Este año se espera que sumen 45,300 mdd y para 2017 la proyección rebasa los 76,500 millones, según la firma de análisis Statista.

“Es cada vez más importante que (las apps) sean mobile friendly, esto quiere decir que necesitas hacer una página responsive, o una versión específica para el teléfono”, dijo el directivo durante su conferencia en el evento GeneXus en su edición número 25, celebrado en la capital uruguaya.

Para que la app de una empresa sea moderna, dice Jodal, es necesario que cuente con tres elementos: un componente web, natividad —que sea creada específicamente para móviles— y que esté en la nube.

Por ejemplo, la televisión seguirá viva gracias a las aplicaciones. El elemento móvil que aparece ahora en los televisores, es prueba de esta evolución mediante los anuncios de nuevas generaciones de plataformas de streaming, como Apple TV, recordó Jodal.
¿Qué es lo que viene?

Tendencias misma características, son escasos y que serán abundantes, porque ahí se crean las oportunidades.

1. Sensores conectados a internet

Lo interesante de los sensores, como los que usan los wearables y los smartphones, no son ellos en sí mismos, son cada vez más eficientes y más baratos, pero su verdadero valor reside en que estén conectados, es decir, en su participación en el denominado Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en inglés).

En Suecia, ejemplificó Jodal, manejar sobre hielo es un tema muy importante porque puede desencadenar accidentes.

“Volvo ya tiene sensores para detectar si hay hielo adelante, eso es bastante bueno para el que maneja, pero un humano tiene mejores sensores que el auto. Si ese sensor está conectado a la nube, y esa nube manda la notificación a un auto que va un kilómetro atrás, el valor comienza a tener un efecto de red. Ése es el tipo de aplicación que vamos a ver más en el internet de las cosas.”

2. La transformación de datos complejos en imágenes simples

El internet de las cosas es una cantidad monstruosa de datos, dice Jodal. De acuerdo con datos de la firma de análisis Gartner, para 2020 habrá más de 26 millones de objetos conectados a la red.

Un ejemplo de ello es una app de clima agropecuario, que incluye datos derivados de la medición de la humedad, el viento, la temperatura y la precipitación. Pero alguien en un establecimiento rural no está interesado en cuál es la humedad o la presión, dice Jodal, sino si puede o no fumigar: “El secreto del futuro de estas aplicaciones es cómo consigo transformar esas matrices de datos muy complejas, pero con una visualización extremadamente simple.”

3. Nuevas interfaces

Jodal estima que en cinco años, las APIs, es decir, el ‘esqueleto’ para desarrollar apps, serán inadecuadas… y ya han comenzado a evolucionar. Un ejemplo es que Facebook lanzó su propio lenguaje abierto, GraphQL.

“Si la plataforma es muy usada, va a ser inadecuada para uso particular”, advirtió el directivo.

Además, este elemento debe estar vinculado al open data por parte del gobierno y empresas, pues el acceso más fácil a datos permite que se pueda interactuar mejor con las necesidades de los consumidores en el desarrollo de apps.

Un caso de éxito de apertura de datos para la firma ha sido la app de la liga de futbol mexicana, BBVA Bancomer, que ha registrado más de un millón de descargas, con 400,000 usuarios que ingresan los fines de semana, 35,000 simultáneos y envía 200,000 notificaciones por segundo.

Además, Jodal anunció que GeneXus, que opera en más de 45 de países, entre ellos Japón, Estados Unidos, China y México, ya ofrece sus servicios a más de 8,500 empresas, buscará ayudar a las startups con ideas que, por falta de capacidad, no puedan ejecutarlas: “No hay un mejor momento para la humanidad para tener ideas.”

(2015). Arturo Solís – Forbes México

Así serán las apps del futuro